A todo Placer

FAQ erótico 

¿Qué son las zonas erógenas? ¿Se siente más placer con ellas? ¿Cómo se pueden potenciar? ¿Es cierto eso del placer ilimitado? ¿El orgasmo es el máximo del placer?

SexConsulta: Aine, ¿Qué son las zonas erógenas?

AineSexología: Las zonas erógenas son aquellas partes del cuerpo con las que podemos tener placer, es decir, todo nuestro cuerpo puede ser erógeno,  depende de la persona y sus gustos. El centro de nuestro placer es el cerebro, a él llega toda la información de nuestras terminaciones nerviosas, sean estimuladas por la fantasía o con el deseo llevado a cabo. Tenemos casi 3 metros de piel llena de conexiones nerviosas, por tanto, de sensibilidad para experimentar y descubrir.

Y sí claro, habrá una tendencia a que las zonas con un mayor número de terminaciones nerviosas sean más erógenas que otras. ¿Por ejemplo? El clítoris, el pene… (claro que son zonas erógenas). Pero no son las únicas, hay más

SexConsulta: ¿Se siente más placer con ellas?

AineSexología: Evidentemente. No es la cantidad sino la calidad lo importante en las relaciones, no sólo compartidas sino también con uno/a mismo/a. Por supuesto cuanto más conozcamos qué es lo que nos gusta y más ampliemos el repertorio erótico, más posibilidades tendremos de sentir placer, y no de una sola forma, sino de todas las formas que nos gusten.

El tipo de prácticas eróticas que realicemos  no importan cual sean, siempre que se realicen de forma voluntaria, y bajo un principio de reciprocidad cuando son compartidas. Lo importante de estas prácticas es que mediadas por el deseo se cumpla el objetivo del placer.

Potenciar el placer forma parte del enriquecimiento erótico, de conocer nuevos circuitos de goce e ir recreándose en ellos, modificando, alternando… Jugando.

 

SexConsulta: ¿El orgasmo es el máximo del placer?

AineSexología: Bien, el orgasmo es el auge del placer, es una respuesta bioquímica del cuerpo (hormonal y por tanto, fisiológica que se refleja a nivel psicológico y físico) que puede o no darse. Es la punta del iceberg de una gran montaña que explorar, y como punta de iceberg hay mucho que potenciar independientemente de que se dé o no. Por eso el objetivo de las relaciones eróticas debe ser el placer en sí. Obsesionarnos con el orgasmo nos bloqueará posibilidades.

El objetivo del rico deseo sin duda es saciarlo mediante el placer en sí mismo.

El orgasmo es la cúspide del placer, eso no significa que sea legítimo. En ocasiones pasa que las relaciones se tienen bajo las expectativas del orgasmo. Claro que es estupendo tener un orgasmo (y más) pero si el orgasmo pasa a ser el único objetivo de llevar a cabo una práctica, hará que nos distraigamos hasta que esa meta llegue, y que además, la práctica acabe al conseguirlo (¿Y si no llega?).

Si nuestro foco de atención está en el placer, no habrá expectativa futura esperando a que llegue o no llegue una determinada respuesta, y esto hará que siempre nos sintamos satisfechxs con nuestras prácticas.  Así, “si en este goce, llega el regalo de un orgasmo, será estupendo, pero si no… también” porque habremos tenido mucha delicia igual.

 

SexConsulta: ¿Qué es eso del placer ilimitado?

AineSexología: Depende de  las posibilidades de la persona, de sus gustos y su contexto (tiempo, estrés, espacio, etc) de su  función orgánica… Generalmente si tenemos manos y podemos moverlas, si sentimos la piel; pero sobre todo si  estamos dispuestxs a que el placer llegue a nosotrxs e incluso a ampliar la visión de la sexualidad  podemos ser capaces de tener mucho placer cada día.

El orgasmo o los orgasmos, pueden no aparecer siempre y disfrutar muchísimo igualmente al acostarnos con una  (o varias) personas. Incluso el hecho de que nos dejemos llevar por el placer puede hacer que se descubran circuitos de gusto que antes desconocíamos. Para que esto suceda lo idóneo es que exista una disposición a experimentar mediante el juego; permitirnos aventurarnos a realizar nuevos juegos con nuestros genitales y sin ellos, con todo el cuerpo (como ya sabéis, las terminaciones nerviosas están por toda nuestra piel).

Ser capaces de abandonarnos a las sensaciones del placer viviéndolas en presente y sin pensar en el futuro (orgasmo), quizás… nos dé la posibilidad de regalarnos disfrute en muchas formas diferentes e incluso llegar a más de un orgasmo: al no poner un fin tras algo a conseguir, no hay un final. Por lo que si el orgasmo llega, la relación no se tiene porqué acabar. Si tengo placer todo el rato, podremos seguir todo el tiempo que nos apetezca… Las prácticas eróticas son conductas que se aprenden y desaprenden, tanto hombres, como mujeres, como personas NB, tenemos infinitas posibilidades.

El placer puede ser ilimitado.

2 comentarios sobre “A todo Placer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *