El punto G

FAQ erótico: “Tengo amigas que aseguran que tienen punto G, pero yo no lo encuentro ¿cómo puedo encontrarlo?”

Hemos visto los tipos de orgasmos que existen en entradas anteriores y hemos visto que estimular las zonas erógenas nos acercará a explorar nuevos circuitos de placer. Y bien, tenemos genitales y además  un sinfín de rincones corporales más para descubrir según nuestra apetencia.

A menudo el punto G  se asocia a la vagina. La vagina no es una zona erógena como tal, solo hay sensibilidad en su primer tercio; esto es la entrada vaginal, por eso se puede notar un tampón entrar o salir pero no si esta dentro, bien puesto. 

-Pero… Tengo amigas que aseguran que hay punto G. ¿Cómo puedo encontrarlo yo?

AineSexologíaEl punto G, no existe. Lo que seguro que existe en la mayoría de las mujeres es el punto C (el clítoris). El punto G, se lo inventó un señor que su apellido empezaba por G (Gräfenberg). Hacía referencia a una zona muy pequeña de la vagina que se sitúa en la zona anteroposterior de la misma.  

Tal como hemos comentado, sensible en la mayoría de las mujeres que tienen vagina es sólo el primer tercio de la misma, no hay conexiones nerviosas en la zona interior, puesto que la vagina es el canal de parto. En algunos casos existe un porcentaje de personas que tienen la sorpresa de encontrar además de la sensibilidad habitual, una zona que describen como erógena en este primer tercio vaginal es decir, en la primera parte al entrar), otras personas que niegan tener aquí una zona erógena como tal y otras que a veces, según el momento vital. ( La diversidad es obvia)

Existen dos teorías que tratan de explicar los casos en los que esta zona del primer tercio vaginal es erógena:

  1. Esa zona erógena es la parte de atrás del clítoris que se estimula bajo movimientos de presión y rotación durante la excitación de la persona. Es lo que se llama estimulación indirecta.
  2.  En algunas personas esa zona de la pared vaginal tiene sensibilidad porque son restos de tejido prostático embrional (habitualmente las mujeres no tienen próstata!!!) que en la formación embrionaria por flujos hormonales, formaron un pequeño grupo de células prostáticas capaz de estimularse, y por tanto capaces de eyacular. Esta estimulación es lo que en ocasiones da lugar a la llamada eyaculación femenina. Por lo que este caso se ciñe a las mujeres que eyaculan. Eyacular no implica que la relación sea más placentera o no. Es una respuesta fisiológica de esas células al ser estimuladas, por eso la eyaculación no se elige tener o no, ni se aprende. 

En conclusión, como venimos diciendo… no hay tipos de orgasmos que buscar ya que el orgasmo es una descarga de tensión, a nivel nervioso con el cerebro y  con repercusión a nivel bioquímico mediante flujos hormonales debido a la estimulación de ciertos circuitos nerviosos de las zonas erógenas del cuerpo. Es más que genitales, es una respuesta más amplia, más diversa y sobretodo, con gran capacidad potencial, que según la persona, su contexto y su disponibilidad puede llegar de maneras diferentes, o no llegar siempre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *