Formación afectivo-sexual

La educación afectivo-sexual trata de educar en nociones básicas acerca del hecho de ser personas sexuadas. Pretende acercar al grupo a tener una idea positiva y global de la sexualidad. Por tanto, consiste en ofrecer estrategias y recursos para que las personas puedan vivirse de una manera satisfactoria, tanto en sí mismas como con respecto a los/as demás.

Trabajamos desde el valor de la diferencia. La educación afectivo-sexual tiene como objetivo conocer que somos personas sexuadas, aceptarnos tal y como somos, para expresarnos y vivirnos de una manera que haga sentirnos bien. Así, prevenimos las situaciones de vulnerabilidad física, psicológica y social.

Los objetivos serán siempre los mismos con todos los grupos, aunque adaptando el lenguaje y la temática al contexto y demanda en base a la edad y nivel del grupo:

  • Educación afectivo-sexual en educación infantil
  • Educación afectivo-sexual en primaria
  • Educación afectivo-sexual en educación secundaria
  • Educación afectivo-sexual en Bachiller
  • Cualquier otro centro educativo

¿Sobre qué educamos?

Sobre todo lo que tenga que ver con ser seres sexuados, es decir, tener un sexo. Y, por supuesto, las relaciones con otros seres sexuados. Siempre desde el conocimiento científico, sin entrar en los valores o creencias personales, que entendemos que es un aspecto para la educación en el ámbito familiar.

  • Identidad sexual
  • Orientación sexual o del deseo
  • Cambios en el desarrollo sexual
  • Infecciones de transmisión genital
  • Familia
  • Erótica
  • Embarazo planificado o no planificado
  • Actitudes
  • Amor

… ¡y muchas cosas más!